lanqueamientos dentales Profesionales

Es un tratamiento en el que se usa como principio activo el peróxido de hidrógeno, potenciándose su gran efecto blanqueador mediante una luz ultravioleta de alta intensidad.


Según la coloración natural de cada persona y el grosor del esmalte, el blanqueamiento dental varía su efectividad, obteniéndose mejores resultados en dientes de tonalidades amarillentas que en dientes de tonalidades grisáceas.

Para ello, se recomienda una exploración previa en la que se valorará qué tratamiento es el más adecuado, se informará al paciente y se resolverán las dudas que tenga al respecto.

 

 

Blanqueamientos dentales ambulatorios (para usar en casa)

Es un tratamiento para que el paciente, siempre bajo supervisión de los profesionales y después de realizarse una profilaxis dental(limpieza), pueda llevarse un kit a casa y realizarlo cómodamente.Son tiras desechables que se colocan en ambas arcadas dentales (dientes superiores e inferiores) y se dejan 1 hora,el tratamiento del kit es para 14 dias.Le sorprendera sus resultados.Para más información no dude en contactar con nosotros.

 

 

Restauraciones estéticas con composite

Consisten en la reconstrucción de la sonrisa sobre los propios dientes, utilizando composites de última generación, con propiedades similares al esmalte dental.


Las restauraciones se realizan en una sola sesión por arcada.
 Es la mejor opción para la gente joven.

Por su baja agresividad y alto grado de reversibilidad, conservan al máximo la estructura dentaria sana y posibilitan cualquier alternativa futura.

Carillas de porcelana

Son láminas de porcelana que imitan el aspecto del diente y se adhieren a su cara externa.


Son las restauraciones más estéticas, la cerámica jamás cambia de color, el aspecto del diente permanece igual que el primer día.

Por su estabilidad en el color, son recomendables en pacientes que presenten una química bucal especialmente agresiva, capaz de degradar los composites en poco tiempo.

Coronas de porcelana

Son estructuras (fundas) que recubren por completo el diente. Se colocan como protección sobre dientes muy desgastados o debilitados, endodonciados, reconstruidos o fracturados.

Actualmente pueden hacerse totalmente cerámicas o con núcleo de zirconio, sin cofia interna de metal, que las hace más estéticas.


Son las restauraciones más sólidas y se utilizan desde hace más de treinta años. Permiten modificar la forma y la colocación de los dientes (alinearlos, nivelarlos, corregir rotaciones…).


Su calidad estética, al igual que las carillas de porcelana, es muy elevada. No cambian de color.